21 AL 23 DE OCTUBRE DE 2016
IX JORNADAS DE LA NEL
Las Conversaciones

Del trauma y la pulsión
por Heidi Gehler

El tema que convoca las próximas jornadas de la NEL, me ha implicado subjetivamente. La Segunda Guerra Mundial, experiencia que marcó la vida de mi padre, ha repercutido en mí con una construcción que sostuvo gran parte de mi posición en el mundo como sujeto. "La guerra deja huellas inconscientes que se transmiten de una generación a otra aunque las últimas no la hayan vivido"[1].

En las palabras y en lo que cada uno hace de su vida se revela la posición del sujeto del inconsciente, ese es fundamento de la clínica analítica y así se reveló la fabricación, gracias al lenguaje, de una historia que dio a la ficción su ser de discurso. Lacan en el seminario 23 dice que la historia es el mayor de los fantasmas, detrás de ella están los mitos, así, nos mantiene separados de lo real, es "la trampa de la historia" [2].

De esta manera, surgió un interés por lo que podría articularse en esta transmisión. De qué se trata cuando la repercusión de la experiencia de una generación anterior tiene estas evidentes consecuencias? Así llego en primera instancia a la pregunta por el trauma.

Cómo se entiende el trauma desde el psicoanálisis?

A diferencia del uso que se hace en el discurso del sentido común, desde Freud y con Lacan podemos decir que para que un trauma sea tal, tiene que ser un acontecimiento con una implicación subjetiva, es decir, algo que concierna al sujeto, lo que nos aleja por completo de la idea de que un acontecimiento traumático- aún la guerra- sea para todos.

El trauma es un hecho sin dicho, que supone un encuentro imprevisto y azaroso, una contingencia. Podemos decir que un trauma no depende de lo dramático o grave de un hecho en sí, "no es por ser grave que es traumático, es por ser traumático que es grave"[3].

La clínica nos enseña que episodios mínimos, intrascendentes pueden ser decisivos, pues allí irrumpe un encuentro con algo no esperado, rechazado, no reconocido (Unerkannte), que conmueve profunda y abruptamente la vida de un sujeto.

Lacan trabaja el trauma con el nombre de real en el seminario 11, dice: "¿No les parece notable que, en el origen de la experiencia analítica, lo real se haya presentado bajo la forma de lo que tiene de inasimilable –bajo la forma del trauma, que determina todo lo que sigue y le impone un origen al parecer accidental?"[4].

Entonces me surge la pregunta por la relación entre el trauma y la pulsión.

El Troumatisme, neologismo inventado por Lacan en el Seminario 21[5], permite conectar en una palabra el agujero de lo real ('trou'), en su dimensión traumatizante. Más adelante agrega que todos inventamos alguna cosa para colmar el agujero de lo real, hasta llegar a mostrar el inconsciente como el lugar donde el saber se inventa. El agujero de lo real, que no puede representarse ni simbólica ni imaginariamente, sólo puede producirse si es que está provisto de un borde: agujero real delimitado por un borde simbólico que es necesario para que la pulsión haga su recorrido y se constituya el cuerpo como la superficie que rodea al borde[6].

El agujero es agujero en el lugar del Otro, y a partir de la producción de la falta en el Otro a través de la castración, el recorrido de la pulsión hace su paso por el Otro para obtener satisfacción.

Es así como fue en mi caso: "mirar el horror".

NOTAS

  1. Brousse, Marie Hélène(compiladora), El psicoanálisis a la hora de la Guerra, Buenos Aires, Tres Haches, 2015, p.35.
  2. Lacan, Jacques, El Seminario, libro 23, El Sinthome, Buenos Aires, Paidós, 2006, p. 122
  3. Fernandez Blanco, Manuel, Qué es un trauma? en www.nel-mexico.org/articulos/seccion/varite/edicion/...trauma..http://www.jornadasnel.com/Que-es-un-trauma-
  4. Lacan, Jacques, El Seminario, libro 11, Los Cuatro Conceptos Fundamentales del Psicoanálisis, Buenos Aires, Paidós, 1999, p. 63.
  5. Lacan, Jacques, El Seminario, Libro 21, inédito. Lección del 19 de febrero de 1974
  6. Tendlarz, Silvia Elena y Alvarez, Patricio, ¿Qué es el autismo?, Buenos Aires, Colección Diva, 2013.
NEL - Nueva Escuela Lacaniana